Las historias que nos hablan hoy del futuro suelen ser relatos apocalípticos que muestran a los seres humanos como egoístas y agresivos en una actitud de “sálvese quien pueda”. Historias que no dejan espacio para la posibilidad de retejer vínculos y armonía entre seres humanos y el resto de seres vivos.

Ante estas imágenes habituales del futuro que nos desasosiegan y nos generan ansiedad, queremos ser capaces de imaginar otros futuros más esperanzadores y deseables como primer paso necesario para ser capaces de construirlos.

Para imaginar necesitamos conocer otros relatos, acumular aprendizajes y emociones que muestren a nuestra mente que otros futuros son posibles.

Poco a poco, el feminismo ha ido cuestionando y reescribiendo la cosmovisión occidental hegemónica que da la espalda a las bases materiales y a los vínculos que nos permiten estar vivas. Lo hacen porque deciden poner en el centro de su actividad y de sus discursos otras formas de estar en el mundo basadas en la sostenibilidad de la vida, en nuestra ecodependencia e interdependencia. Esto permite romper el paradigma dominante de desesperanza y generar una ilusión sobre la idea de que es posible construir un mundo diferente. Son creadoras de utopías aquí y ahora.

Esta sesión pretende reflexionar sobre nuestra realidad actual, pero también pretende imaginar un futuro mejor en base a las experiencias de personas y colectivos que desafían cada día el presente para hacerlo más habitable. Únete a nosotras para seguir imaginando y construyendo juntas.